Logrando el enfoque

27.01.2021

Cuando empezamos un nuevo año, solemos estar muy motivamos, con ganas de muchos cambios en nuestra vida y anotamos las metas que queremos lograr, pero nos ponemos más retos de los que podemos soportar y el objetivo puede ser muy ambicioso, eso lo que ocasiona es que cuando quieres empezar te das cuenta que en realidad no puedes con todo y es ahí cuando empieza la frustración.


Por ejemplo, "quiero ir al gimnasio" y lo pones por escrito, pero cuando llega el momento de ponerse en marcha piensas: me canso mucho, no tengo tiempo, y aparecen las excusas, que luego las conversas con alguien que puede estar en la misma situación que tú y terminan justificándose y sin empezar, así nos ocurre con la mayoría de las metas propuestas. ¿Qué puedes hacer entonces?

Casi todo lo que recomiendo, basado en mi experiencia, es que es necesario ser auto observador sin miedo, es preciso conocerse bien y entender qué es lo que no nos gusta. En mi caso, comprendí (qué pena contigo si me pongo de ejemplo, pero quiero ser más específica y hacerme entender) que no me gustan los gimnasios, pero me gusta bailar y hacer rumba aeróbica, así que dejé de obligarme a ir al gym y busqué unas clases de lo que me gusta para empezar. El primer día me agoté bastante, así no alcancé a terminar la clase, pero supe que mi cuerpo estaba muy sedentario y necesitaba hacerlo poco a poco, por lo que dejé de ser tan exigente y poco a poco empecé a romper mis barreras mentales.

También me sirvió mucho comprender que por más que quiera estar acompañada para hacer las cosas, lo que yo no haga por mí, nadie va a hacerlo.

A medida que empecé a obtener pequeños logros, como el hacer una rutina completa y asistir por más de un mes, empecé a retarme de otras formas, buscando cumplir con otra meta, debo comprender que sin empezar, no hay nada que pueda lograr, así que no podemos basar la motivación en la emoción del cambio, sino que debemos hacerlo estructurado y paso a paso.

Además hay que saber exactamente por qué lo quieres lograr, ¿quieres bajar de peso para que alguien te vea o quieres mantener un estilo de vida más saludable y sentirte con más energía en tu día? Debemos tomar acción con la intención correcta, tu prioridad debes ser tú y no lo que los demás esperan.
​Aquí está esta frase para empezar a pensar con mayor claridad, debemos ser muy objetivos, con propósitos medibles y escalables que nos ayuden a avanzar correctamente. "La razón número uno por la que la mayoría de la gente no obtiene lo que quiere, es que no sabe lo que quiere". Harv Eker.

Los puntos clave:

  1. Claridad en lo que quiero, el que no sabe para dónde va, cualquier camino le sirve.
  2. Ser sincera conmigo
  3. Empezar por lograr lo más pequeño e ir escalando para evitar la frustración
  4. La motivación no es suficiente, se requiere perseverar y hacer algunas cosas que no nos gustan.
  5. No busques agradar a los demás, eso solo podrá generarte mayor estrés y falta de ganas
  6. Hay que empezar a creer que sí es posible o a escuchar a alguien que crea en ti más seguido
  7. Ahora sí ¿qué experiencias quieres vivir?

Foto de Negocios creado por katemangostar - www.freepik.es

Lo que crees, creas...